ornella vilaro

martes, 10 de diciembre de 2013

LA REALIDAD

                                    LA  REALIDAD 

Luego   del  amanecer,  todo   seguía  oscuro,  nada  había  cambiado.
Ella   seguía  durmiendo  en  la  cama  de  otro,  jamás  llegaría  a  conocerme.
Yo  no  miro  mas  por  la  ventana,  por  miedo  a  ver  el   tiempo  que  pierdo  en la nada.

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada