ornella vilaro

martes, 1 de mayo de 2012

NADIE




                                                   NADIE 

  Si  has  mirado  con  detenimiento  seguramente  lo  viste  pasar.  En  un  mundo  de  seres  grises  y  sin  rostro,  él   destaca.  No   es  gigante  particularmente,  si  tiene  una  altura algo  mayor  al  promedio,  lo  que  llama  la  atención  es  su  aspecto  recio,  párese  deforme  a  simple  vista,  aunque  no  lo   esta  tan  solo  es  un  reflejo  de  su  oscura  alma.  Siempre  de  seño  fruncido,   ojos  claros,  tristes  y  vacíos.  Tiene  la  costumbre  de  vestir  de  negro  y  esconder  sus   manos  en  los  bolsillos   del  abrigo.  Jamás  mira  al  rostro  o  presta  a  tención  a  quien  se  le  acerca.  Se  siente  como  sus  fallas  e  equivocaciones  lo  persiguen,  para  él  son  crímenes  imperdonables   lejanos  a  cualquier redención,  solo  merecen  castigo.  El   castigo  es  su  eterna  soledad,  una  soledad  elegida  para  proteger  a  los  demás  y  así  mismo.  Su  rostro  duro  y  esquivo  oculta  el  miedo  que  siente  de  las  personas.  Jamás  conocerá  la  paz o  conciliara  el  sueño  de  los  justos,  esta  preso  de  sus  pecados  irredentos. 

  Seguramente  lo  has  visto  pasar,  cree  ir  contra  la  corriente,  aun  cuando  se  deja  llevar  por  ella.   Teme,  sufre,  ama  en  silencio,  su  destino  la  eterna  soledad.

  Seguramente  lo  has  visto  pasar  caminando  con  su  negro   manto  de  nostalgia,  tratando  de  pasar  desapercibido entre  la  gente  gris.  Intentando  ser  nadie  en  un  mundo  donde  esconderse  significa  quedar  expuesto.

  Seguramente lo  viste  pasar  o  eres  él.
        

  Autor: Nicolás Vilaró-Tronfi
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada